¿Cómo Celebran los Estadounidenses la Navidad y el Año Nuevo?

‘Santa Claus is coming to town…’ sonaba en TODAS partes durante el mes de diciembre. Esto es como ver cualquier película navideña americana, donde aparece Santa por la calle tocando la campanita, se hornean las típicas galletas gingerbread o se colocan como mínimo 243873594 bombillas de colores alrededor de las casas.

No sé si habrás oído que en Estados Unidos todo es exagerado: los menús, los coches, los rascacielos… Bien. Cuando se trata de tradiciones y celebraciones se aplica la misma norma. Hay que hacerlo a lo grande (“Go hard or go home”, “Dream big”…), sino no vale la pena porque pierde su gracia. Para nosotros, en España sería un “Keep calm” o “Take it easy”, más bien.

Escoger “El árbol” de Navidad

El primer paso para empezar a sentir el verdadero espíritu navideño es salir a buscar un abeto. Pero no un abeto cualquiera, sino uno especial y lo suficientemente bonito que guste a todos los miembros de la familia. Normalmente, vas a recogerlo en terrenos al aire libre dedicados al cultivo de este tipo de árbol (donde puedes pasarte horas hasta decidirte por “el mejor”). Cuando ya lo tienes, se tala, se envuelve en una red y se ata encima del coche, donde viajará hasta casa (es la risa). Hay veces que los venden en las calles, dependiendo de la zona. Te aseguro que el árbol queda precioso en el salón, aunque desde mi punto de vista me parece un tanto cruel (sin mencionar la pasta que se gastan las familias cada año). Es ridículo, pero así es la tradición americana.

Santa Claus te saluda en la calle

¡Te lo dije! Es cierto, como en las películas. La típica escena de él con la campanita gritando “Ho, Ho, Ho!” y felicitando las fiestas a los peatones ES REAL. No tuve la ocasión de encontrarme uno en Nueva York, pero sí en Haddonfield, Nueva Jersey.

Sant Claus en las calles de Haddonfield, Nueva Jersey

Sant Claus en las calles de Haddonfield, Nueva Jersey

Villancicos hasta en la sopa

En el coche (¡hay emisoras de radio exclusivas para villancicos!), en la tele, en las calles, en las tiendas, en el súper, bajo del mar… Espera. Creo que esto es igual en España, pero es que NO soporto los villancicos 24h al día.

Pero mira cómo beben los peces en el río...

“Pero mira cómo beben los peces en el río…”

The elf on the shelf

El elfo en la estantería (traducción literal) es una tradición Americana para los más pequeños de la casa. Se trata de un elfo ‘mágico’ que aparece el día después de Acción de Gracias y será el encargado de comunicar a Santa el comportamiento de los niños, los regalos que pedirán, etc… El elfo lo ve todo, lo oye todo y cada día se mueve de lugar (sí, en realidad es súper siniestro). Los niños se lo toman tan en serio que hasta le ponen nombre propio, le compran ropa y accesorios.

Elf On The Shelf

Gingy observando el panorama desde el árbol

Hornear galletas y beber chocolate caliente con marshmallows

Mientras en España engordamos a base de turrón, mazapanes y polvorones, en Estados Unidos se inflan a galletas y tazas de chocolate caliente con nubes de algodón o marshmallows  –me encanta la palabra-. Es muy común reunirse con la familia o los amigos (por ejemplo tus vecinos) para pasar el rato y compartir las delicias que todos han preparado.

navidad-estados-unidos

Decorar el árbol de Navidad

Es exagerada la cantidad de bolas, angelitos, manualidades y souvenirs de viajes que el árbol sostiene en sus ramas. Por alguna razón desconocida nunca se acaban – a veces me costaba encontrar el color verde del árbol-. No te imaginas cuántas cajas repletas de figuritas tienen para colgar (a este paso una familia acumulará más adornos navideños que las propias tiendas). Sin duda, te lo pasas genial colocando los adornos en compañía y escuchando villancicos de fondo (cómo no), pero ponte a desmontar el árbol y a guardar cada adorno en su sitio una vez pasadas las fiestas, verás que la emoción ya no es la misma. Ah! Lo de dejar calcetines en la chimenea para que Santa eche caramelos (Stocking) también es una realidad confirmada.

Creo que patentaré a mi Rudolph por ser demasiado encantador

Gracias Pinterest por sacar mi lado artístico

Enviar infinitas postales

Da igual que sea tu mejor amiga que el conductor del autobús que lleva a los niños al colegio. Aquí la gente imprime unas 100 postales navideñas personalizadas con la foto de familia y las envía a cualquiera, porque sí. En consecuencia, reciben 32988964 postales de vuelta, claro. Cada día, cuando abría el buzón me encontraba como mínimo una postal.

¡Feliz Navidad para toda la vida!

Maratón de películas navideñas

Aunque las hayan visto veinte mil veces y se sepan el guión de principio a fin, seguirán quitándole el polvo a los DVD’s para volver disfrutar de ellas. La lista incluye clásicos como: ‘A Christmas Carol’, ‘The Grinch’, ‘Elf’, ‘Home Alone’…

Elf

Elf

Asistir a shows de todo tipo

Por ejemplo, el conocido ballet Cascanueces, obras de teatro, musicales… La ciudad de Nueva York está llena de opciones para escoger, aunque en otras ciudades no tan populares también puedes encontrar espectáculos.

¿Dónde están los lavabos? ¿Por aquí o por allá?

¿Dónde está la salida? ¿Por aquí o por allá?

Ir a patinar sobre hielo

La pista de patinaje sobre hielo no puede faltar en el centro de la ciudad cuando se acerca esta época del año. Cada invierno se organizan espacios acogedores donde familiares y amigos se juntan para patinar (y darse culazos), tomar bebidas calientes o disfrutar de la decoración navideña de las calles. Uno de mis lugares favoritos es Penn Landing en Filadelfia, aunque fue en Mercer County Park (Nueva Jersey) donde me puse los patines.

ice-skating-new-jersey

Comer mucho, MUCHO

Los cocinillas de la casa se pasan el día entero preparando los platos para toda la familia. El día de Navidad, más que la Nochebuena, la comida es uno de los temas principales del día. El pavo asado o relleno y/o el roast beef (carne asada) toman el protagonismo en el menú, aunque siempre van acompañados de platos tradicionales como las mashed potatoes (puré de patatas), traditional stuffing (relleno tradicional), cornbread stuffing (relleno de pan de maíz) beef salad (ensalada de remolacha)… ¡Sin mencionar el postre! En resumen, te pasas el día comiendo.

Iluminar las casas y las calles con bombillas

Otro espectáculo americano, presente en las películas y en la vida real. Un cliché 100% verídico que te dejará boquiabierto. La gente disfruta decorando las fachadas de sus casas así como el jardín. Recuerdo volver a casa en coche cuando el sol ya se había puesto y alucinar con las casas que había en los barrios cercanos a la carretera.  Es una mezcla entre ‘¡qué bonito!’ y ‘ahí tas pasao’ (pesebres a gran escala, cientos de bombillas parpadeando, renos, Santa Claus, árboles, personajes del cascanueces e incluso Olaf, de la película ‘Frozen’) pero seguro que no lo olvidarás, pues esconde algo de magia.

Decoración navideña en un barrio de Nueva Jersey

Decoración navideña en un barrio de Nueva Jersey

En Brooklyn (Nueva York) cada año se celebra una competición entre vecinos conocida como Dyker Heights Christmas Lights. La web de tours Free Tours By Foot te explicará mejor cómo llegar hasta allí 😉

Visitar el Rockefeller Center

Asistir al encendido de luces del famoso árbol de navidad en el Rockefeller Center de Nueva York es un must si te encuentras por allí. El evento suele tener lugar a finales de noviembre y se prolonga hasta pasada la primera semana de enero. La pista de patinaje también cobra vida en los meses de invierno, aunque su precio hace que te lo pienses dos veces antes de comprar la entrada. Es una zona céntrica de compras y restaurantes, así que espera una gran multitud de gente.

Rockefeller Center New York

Rockefeller Center

 Ver caer la bola en Times Square

Vaaaaale. Esto es más propio de los turistas, pero quería compartir mi experiencia. ‘Locura máxima’ serían las dos palabras para resumir la idea de ir a Times Square en año nuevo (de hecho, yo opté por un plan alternativo). Mientras que los anteriores puntos son verídicos, el Balldrop (o caída de la bola) no es tan perfecto como lo pintan en las películas. Para disfrutarlo tienes que presentarte allí horas antes y aguantar el frío como un campeón. Además, es muy complicado conseguir buenas vistas. Las calles de alrededor están valladas por la policía, y si de verdad quieres acceder a la zona no te permiten salir hasta después de medianoche. La cuenta atrás sí que es real, y yo la grité en un elegante salón de fiestas llamado Gustavino’s. Es una opción más segura y acogedora, ¡nada comparado con Times Square!


¿Sabías que varios días antes de Navidad ya hay regalos debajo del árbol? Te preguntarás: ¿Y la magia de Santa Claus, los elfos y toda la pesca? Ahhhh… es que aquí se intercambian algunos entre las familias y en la noche del 24 se suman los de Santa. ¡Qué susto! 😉 

Judith

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s