Cómo visitar Berlín en 48 horas (y no morir en el intento)

Soy muy fan de recorrer ciudades del mundo en pocas horas. Berlín fue mi último challenge y puedo decir que conseguí ver todo lo que marqué en el mapa *Judith hace un brindis* ¡Pero no fue nada fácil!

Cuando mi padre me dijo que Berlín es una ciudad grande y que me subiera en un bus turístico no me lo tomé en serio. Le dije: “bah, estoy acostumbrada a visitar ciudades sólo a pie, no será para tanto…”  Me acordé mucho de ese bus turístico 🙂

Es cierto la capital alemana cuenta con un amplio abanico de transportes públicos pero a mi hermana y a mí nos apetecía vivir un tour algo más personalizado. Es por ello que decidimos… ¡alquilar bicis! Por el mismo precio que costaba un ticket para el bus turístico (entre 10 y 12 euros) pudimos pedalear por donde quisimos. ¡Pero cuidado! Al igual que en Ámsterdam, las bicis se frenan pedaleando hacia atrás (al principio pensé que me habían dado una rota).

A primeras, Berlín parece un destino fácil de explorar ¡si no fuera por los nombres de las calles! ¿Cómo preguntas a alguien dónde está la calle Reichpiestchufer o la parada Friedrichstrabe? Por suerte, los puntos turísticos no están muy desperdigados por la ciudad y siguen una línea imaginaria de oeste a este:

PALACIO DE CHARLOTTENBURG

Charlottenburg Palace (fuente: www.germany.travel)

Charlottenburg Palace (fuente: http://www.germany.travel)

Fue la residencia de verano de Sofía Carlota, primera Reina de Prusia, cuyo esposo, Federico I,  decidió ponerle su nombre al palacio después de su muerte en su honor. Los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial destrozaron la mayor parte de la construcción, razón por la cual se encuentra restaurado. Hoy en día el palacio de estilo barroco se utiliza como museo. Los jardines traseros son un lugar precioso para dar un paseo al atardecer.

KAISER-WILHELM-GEDÄCHTNISKIRCHE

Kaiser Wilhelm Gedachtniskirche

Kaiser Wilhelm Gedachtniskirche

Situada en la transitada avenida Kurfürstendamm (lo que equivaldría a nuestra Gran Vía de Madrid o el Passeig de Gràcia en Barcelona), la iglesia en recuerdo al emperador Guillermo fue rasguñada una vez más por los bombardeos de la guerra. Tras varias disputas sobre su demolición, se decidió reconstruirla con las ruinas que quedaron. A su izquierda, se construyó la nueva iglesia y a su derecha, el campanario, que se iluminan por la noche.

COLUMNA DE LA VICTORIA

Columna de la Victoria

Columna de la Victoria

Coronada por la misma Victoria (diosa de los triunfos), se encuentra en la rotonda de la calle del 17 de junio, dentro del parque Tiergarten. Fue construida en conmemoración a la victoria de Prusia en alianza con el Imperio austríaco contra Dinamarca en la Guerra de los Ducados en 1864. Más adelante, se sumaron otros dos triunfos: el de la Guerra de las Siete Semanas y la Guerra franco-prusiana contra el Imperio de Napoleón III. Dicen que desde su mirador se disfrutan unas vistas impresionantes.

PUERTA DE BRANDENBURGO

Puerta de Brandenburgo (Plaza París)

Puerta de Brandenburgo (Pariser Platz)

Se trata de un símbolo emblemático ya que fue esta misma puerta la que separó Berlín entre oriente y occidente. Cuando cayó el Muro se interpretó como la unión de Alemania. Su composición está inspirada en la Acrópolis de Atenas y en la parte superior se identifica una cuadriga con la Diosa de la Victoria. Está situada en la Pariser Platz (Plaza de París) y no está permitido el acceso a vehículos.

REICHTAG

Reichtag (Parlamento alemán)

Reichtag (Parlamento alemán)

(Qué agresivo suena el alemán, de verdad) A pocos metros de la Puerta de Brandenburgo te encuentras con la actual sede del Parlamento alemán, un edificio que también fue gravemente afectado por los bombardeos de la guerra y tuvo que ser restaurado. Cuando Hitler fue nombrado canciller, el Reichtag perdió todo su poder y quedó sumiso a las órdenes de éste. Se puede acceder a la cúpula de cristal de forma gratuita con reserva anticipada.

MONUMENTO AL HOLOCAUSTO

Monumento al holocausto

Monumento al holocausto

Dedicado a los judíos asesinados en Europa, el arquitecto Peter Eisenman decidió construir 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas separados por largos pasillos irregulares con subidas y bajadas. Y aunque es inevitable esquivar el recuerdo de las calumnias que sufrió la comunidad judía, no me dio tanta impresión como esperaba. De hecho, aquello parecía el Pacman o un laberinto oscuro donde de vez en cuando te cruzabas con desconocidos. Aún así, me hizo reflexionar sobre los sucesos del pasado y me evocó un cierto sentimiento de tristeza. Se encuentra situado a pocos minutos de la Puerta de Brandenburgo y bajo el mismo se halla un centro de información.

POTSDAMER PLATZ

Potsdamer Platz

Potsdamer Platz

Antes de los destrozos de la Segunda Guerra Mundial y la construcción del muro, la Potsdame Platz era una de las más concurridas y animadas de Berlín. Durante varios años fue tierra de nadie, hasta que se pusieron manos a la obra con su restauración. El único edificio superviviente a la guerra fue el Haus Huth, de la Alte Potsdamer srtasser 5. Es en esta céntrica plaza donde se encuentra el primer semáforo de Europa, que funcionaba de manera manual. Actualmente destacan el Centro Sony y el Quartier Daimler Chrysler, además de ser el lugar de celebración del Festival de Cine de Berlín. A escasos minutos se puede visitar la Topografía del Terror, una especie de exposición al aire libre con imágenes y textos sobre de la trágica historia de Berlín. Todavía es posible apreciar restos de edificios que formaron parte del régimen nazi así como parte del muro.

CHECKPOINT CHARLIE

Checkpoint Charlie

Checkpoint Charlie

El punto de control Checkpoint Charlie fue el paso fronterizo más importante para ir de un lado al otro del Muro de Berlín en la Guerra Fría. Hubo gente que consiguió colarse y huir pero muchos otros ciudadanos con menos suerte fueron capturados y asesinados. Fue derrumbado en el 1990 aunque en el año 2000 se reconstruyó una réplica donde dos soldados posarán para que te hagas fotos con ellos a cambio de una propina. El Checkpoint Charlie se ubica en la calle Friedrichstraße así como su museo (Haus am Checkpoint Charlie Mauermuseum).

GENDARMENMARKT

Gendarmenmarkt

Gendarmenmarkt

Un poco más hacia el sur de la avenida Unter den Linden, encontramos uno de los rincones más bonitos de la ciudad. La plaza Gendarmenmarkt se compone de dos iglesias casi idénticas: la Französischer Dom (Iglesia Francesa, situada a la derecha de la plaza) y la Deutscher Dom (Iglesia Alemana, ubicada en el lado derecho). Entre ellas dos habita el Konzerthaus Berlín, la sede de la Orquesta Sinfónica de Berlín. La plaza cuenta con restaurantes y terrazas para disfrutar de un delicioso tentempié.

CATEDRAL

Berliner Dom

Berliner Dom

La Berliner Dom se puede apreciar a distancia gracias a su gran cúpula verde. Queda muy cerca de la Isla de los Museos y se puede identificar la Television Tower a lo lejos. Su entrada se encuentra en frente del jardín Lustgarten, perfecto para hacer fotos al edificio. Si deseas disfrutar de unas buenas vistas es posible acceder a su cúpula. Debajo de la catedral se encuentra la cripta llamada Hohenzollerngruft donde se albergan los sarcófagos de la dinastía Hohenzollern. Como era de esperar, el edificio fue víctima de los destrozos causados por la Segunda Guerra Mundial. Aún así, fue sin duda el edificio que más me impresionó: ¡es preciosa!

ISLA DE LOS MUSEOS

Museo de Pérgamo (Pergamonmuseum)

Museo de Pérgamo (Pergamonmuseum)

¿Te va el arte? Pues esta islita de Berlín rodeada por el río Spree será tu paraíso. Los cinco museos más famosos de la ciudad son el museo de Pérgamo (Pergamonmuseum), el Bode (Bodemuseum), el museo Nuevo (Neues Museum), la Antigua Galería Nacional (Alte Nationalgaleria) y el museo Antiguo (Altes Museum).

NUEVA SINAGOGA

Nueva Sinagoga

Nueva Sinagoga

En la calle Oranienburger (quién le puso el nombre tendría hambre) está situada la Nueva Sinagoga, donde se reunían comunidades judías y se ofrecían servicios religiosos. Se trata de un edificio con cierta influencia de estilo árabe, con una ostentosa cúpula que fue dañada en época de guerra. Si te desplazas por la misma calle dejando la sinagoga a tu derecha, te toparás con el Kunsthaus Tacheles, una antigua galería de arte propiedad de ocupas que insistieron para evitar la demolición del edificio. Por el barrio se pueden apreciar escritos, grafitis y símbolos como forma de expresión.

ALEXANDERPLATZ

Alexanderplatz y Television Tower

Alexanderplatz y Television Tower

Se trata de una animada plaza rodeada de comercios y terrazas. Pero no es una plaza cualquiera, ya que fue en este lugar donde, en noviembre del 1989, se alzaron las protestas contra el gobierno comunista, lo que llevó a anunciar el derrumbamiento del muro de Berlín. Es aquí donde se encuentra el reloj mundial que marca la hora de diferentes ciudades del mundo, así como una gran estación de tren.

NIKOLAIVIERTEL

Barrio Nikolaiviertel

Barrio Nikolaiviertel

El barrio más antiguo y auténtico de Berlín, con toques medievales y la Nikolaikirche (iglesia de San Nicolás) como punto de referencia. Un rincón de película con terrazas acogedoras y colores alegres que le aportan una personalidad única muy diferente al resto de la ciudad. Se sitúa entre el río Spree, el Ayuntamiento y la calle Mühlendamm y fue transitado frecuentemente por comerciantes y artesanos. Si la catedral es mi edificio arquitectónico favorito, Nikolaiviertel es mi barrio favorito de Berlín. ¡Es taaaan cuco!

MURO DE BERLÍN

Muro de Berlín (East Side Gallery)

Muro de Berlín (East Side Gallery)

En la East Side Gallery, lo que hoy vemos como una galería de arte masivamente fotografiada por los turistas, fue el gran muro de seguridad que desde el 1961 hasta el 1989 separó Berlín en dos bandas: la República Federal Alemana y la República Democrática Alemana, rompiendo en consecuencia miles de familias y amistades. Las trabas para pasar de un lado al otro del muro no eran pocas (alambradas, hombres armados, vehículos militares, alarmas, patrullas con perros…) por lo que hubo miles de intentos fallidos. Gracias a las intensas manifestaciones y las aglomeraciones presionando en los puntos de control el muro fue finalmente derrumbado.


En resumen, Berlín es una de las ciudades más destacadas en toda Europa por su historia, transformando un pasado oscuro en un presente resplandeciente con mucho que explicar a sus nuevos visitantes. Mi recomendación para una escapada de 2 o 3 días es o bien coger el autobús turístico o bien animarte a alquilar unas bicicletas, de esta forma ganarás mucho tiempo y podrás explorar la capital alemana sin dejarte nada atrás. ¿Te vienes? ¡No te pierdas el reportaje de mi hermana! 😉

Judith

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s