Cómo Enamorarse de Banyoles: Leyendas, Barcas de Remo y Puestas de Sol

Cuando alguien nos cuenta una leyenda nos pica la curiosidad y enseguida levantamos las orejas como lobos para averiguar qué ocurrió. En el lago de Banyoles (estany de Banyoles), el más grande de Cataluña, dicen que un dragón vivió escondido bajo el agua durante muchos años hasta que el monje francés San Emeterio consiguió, mediante sus rezos, que la bestia saliese a la superficie. Cuando volvió a sumergirse en el lago nadie más lo volvió a ver.

lago-banyoles

Lago de Banyoles

El post que hoy comparto está basado en una escapada veraniega que hice hace dos semanas, cuando acampé en el Camping El Llac, a tan sólo 15 minutos a pie del lago de Banyoles. Ir de camping es una opción económica para viajar, especialmente si lo haces con un grupo de gente (descubre aquí otras formas de viajar barato)

La atracción turística “TOP” apunta sin lugar a dudas al enorme lago que cobija la ciudad gerundense. Balconcillos con decoración floral, embarcaderos y plataformas de madera con miradores, familias de aves tomando baños refrescantes a sus orillas, gente remando en las barcas, pescadores pasando la tarde y parejas de enamorados hipnotizados con la salida y la puesta de sol… Parece ser que Banyoles te lo pone fácil para poder disfrutar de un paisaje natural.

Un sinfín de actividades al aire libre

Si has decidido pasar aquí tus vacaciones no te faltará entretenimiento. Por ejemplo, podrías comenzar a explorar la zona bordeando el lago a pie. Se trata de un paseo muy agradable de unas dos horas (8km aproximadamente)  cubierto mayoritariamente por la sombra de los árboles. Una idea magnífica es acercarse a los diversos miradores que encontrarás por el camino, lo que se convierte en un montón de oportunidades para sacar buenas fotografías.

mirador-estany-banyoles

Mirador

¿Lo tuyo es ir a dos ruedas? En ese caso, no dudes en traer tu bicicleta (o alquilar una allí por unos 6€/1h o 10€/2h). Hay carriles para bicicletas señalizados por muchos tramos del paseo. Nunca te sentirás solo, pues a menudo verás pasar a familias, amigos o parejas pedaleando por tu lado. ¡Aquello parecía una segunda Amsterdam! (solo que en Holanda el concepto de “frenar” no lo tienen muy claro)

En el siguiente enlace conocerás las rutas que puedes hacer tanto a pie como en bicicleta: ¡me voy de ruta!

rutes-banyoles

Alrededores

Montar a caballo también es posible en Banyoles y, aunque no he podido averiguar el precio de las rutas, estoy segura de que valdría la pena probarlo. Tiene pinta de ser una alternativa relajante y en constante contacto con la naturaleza. ¡A galopar, vaquer@!

Navegar por el lago es una de las experiencias más románticas. Dar un paseo en las barquitas de remo (unos 5€) u optar por una excursión subido en la Tirona (unos 7€) te traerá muy buenos recuerdos, sobre todo si lo haces cuando se pone el sol. Un espectáculo natural que te dejará sin palabras (¡soy testigo!)

alquilar-barques-banyoles

Barcas de remo, la Tirona y la oficina de turismo

posta-de-sol-banyoles

Atardecer en Banyoles

Algo típico de allí que me hizo mucha gracia fue el llamado Tren Pinxo, un trenecito granate y azul cuyo recorrido te lleva por la zona sud del lago, donde se encuentra la iglesia románica de Santa Maria de Porqueres, y que pasa por el centro histórico de Banyoles. Si no recuerdo mal su precio rondaba los 4€.

Uno de mis rincones favoritos de Banyoles fue “La Casita de Madera” (La Caseta de Fusta) donde está permitido el baño. Situada en la parte nordeste del lago, se trata de un espacio habilitado para tumbarse a tomar el sol y darse un chapuzón. Me enamoré de las vistas:

caseta-de-fusta-banyoles

Caseta de Fusta – espacio habilitado para el baño

banyoles-caseta-de-fusta

¿Sabías que…?

El lago de Banyoles sirvió para celebrar la competición de remo de los Juegos Olímpicos de Barcelona, en 1992.

Las pesqueras (20 en total) son unas casetas muy cucas colocadas a la orilla del lago que se utilizaban para almacenar el material de la pesca. Todas ellas son de uso privado excepto la número 10, pues actúa como Oficina de Turismo.

pesquera-banyoles

Pesquera

Turismo más allá de Banyoles

La ciudad medieval de Besalú se encuentra a escasos 13 km de Banyoles (unos 15 minutos en coche) y fue una fortaleza entre los ríos Fluvià y Capellades.

pont-vell-besalu

Puente Viejo de Besalú

El Puente Viejo es la pieza estrella del lugar, construido sobre el río Fluvià en el siglo XII y que sirvió para controlar el acceso de los comerciantes a la ciudad. Otros puntos de interés son: Monasterio de Sant Pere, Iglesia de Sant Vicenç, Hospital de Sant Julià, Colegiata de Santa María y Miqvé y los baños judíos.

besalu

Río Fluvià

Entre Banyoles y Besalú nació Serinyà, donde todavía se conservan las cuevas prehistóricas del paleolítico, un yacimiento descubierto a finales del siglo XIX y que se puede visitar por 5€. ¿Cómo sería la vida de las sociedades que deambularon en la Tierra entre los años 15.000 y 9.000 aC?


Como ves, la ciudad de Banyoles y sus alrededores tienen mucho que ofrecer a sus nuevos visitantes. Rincones que esconden historia así como una gran cuna de fauna y flora es lo que encontrarás si te animas a emprender esta escapada. ¿Qué dices? ¿Que te gustan los lagos? Entonces Ginebra (Suiza) también está hecha para ti 🙂

Judith

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s