Escapada a Ginebra: Una Aventura al Revés

“Judith, ¿hacemos eso del WaynaBox?” No tardé ni cinco minutos en responder el mensaje de mi amiga, pues todo lo que se refiera a viajar me atrae más que la lasaña a Garfield.

Por si no sabes de qué estoy hablando, se trata de una web que te ofrece pasar un fin de semana en una ciudad europea por 150€ con vuelo y alojamiento incluido. Lo más excitante es que no sabes qué ciudad visitarás hasta dos días antes de viajar.

Mi amiga y yo habíamos terminado los exámenes finales y nos apetecía hacer alguna locura. Planear un viaje a una ciudad incógnita en menos de una semana nos pareció bastante alocado y por eso lo hicimos.

¡TÍA VIVIMOS AL LÍMITEEEEEE!

Llegué la primera al aeropuerto y me sentía tranquila porque fui con dos horas de antelación. Pero esa paz interior pronto desapareció de mi ser (¿por qué escribo como un filósofo?) porque cada vez que preguntaba a alguien por mi vuelo me mandaba a otra punta del edificio.

Al principio tenía gracia porque perdiéndose es como uno se espabila. El pánico llegó cuando el embarque ya había comenzado y yo seguía dando vueltas por el aeropuerto en busca de mi puerta y mi amiga, claro.

Resultó que había estado en el lugar correcto varias veces pero sin llegar a detenerme (¡lo tuve en mis narices!). En cuanto a mi amiga, la tenía justo debajo mío porque el edificio tiene dos plantas.  En definitiva… pérdida de tiempo absurdo, WOOHOO!!

Sólo quedaban cinco minutos para cerrar la puerta de embarque cuando las dos nos encontramos. Aquello parecía una escena de película, ambas mirando a todas partes con caras de desesperación y gotas de sudor en la frente (le pones música dramática y seguro que nos fichaban en Hollywood).

Ahora entenderás mejor el título del post. ¡El 80% de la aventura ocurrió antes de irnos! Cualquier imprevisto en Ginebra nos pareció nada al lado de la tensión vivida en el aeropuerto. Ay, ¡estos jóvenes de hoy en día!

Un pie en Francia, otro en Suiza

Frontera entre Francia y Suiza

Frontera entre Francia y Suiza

No es una nueva versión del Twister, aunque molaría… (patentaré la idea por si acaso). La cuestión es que nuestro hotel se encontraba en el municipio francés Ferney-Voltaire (allí residió Voltaire, quien ayudó en el desarrollo de la ciudad) que hace frontera con Suiza.

Para ir a Ginebra, por tanto, tenías que cruzar la frontera. El trayecto lo hacíamos en bus y no duraba más de 20 minutos. En Francia pagábamos con euros mientras que en Ginebra tuvimos que cambiar a los francos Suizos. ¡No te arruines! En Suiza todo suele ser más caro que en España. Para que te hagas una idea, un simple bocadillo podía costar 9 francos (unos 8’60 euros).

Tour por Ginebra en un día… ¡posible!

Igual que Burdeos, Londres y La Rochelle, Ginebra es una ciudad que puedes patearte en unas horas sin dejarte nada importante por el camino. ¿No me crees? ¡Mira, mira!

  • Jet de L’eau
Jet de l'Eau

Jet de l’Eau

Situada en el lago Ginebra, se conoce como la fuente más alta del mundo (alcanza los 140 metros). Se ve desde muchos puntos de la ciudad, aunque puedes acercarte y sentir el agua que salpica. Además de la fuente, los cisnes también toman protagonismo en el lago (no te encariñes, sólo te quieren por la comida).

  • casco histórico “vielle ville” 

Si caminas por el casco antiguo de la ciudad descubrirás rincones  acojedores donde pararte a observar. La catedral de Sain Pierre y la Place du Bourg de Four son dos lugares que debes pisar. En ésta última hay un piano donde se lee “juega conmigo” y que puedes tocar con toda libertad. Muy cerca se encuentra la Grand Rue, la calle donde nació el filósofo Jean-Jacques Rousseau.

  • monumento internacional de la reforma
Monumento Internacional de la Reforma

Monumento Internacional de la Reforma

Conocido también como “Muro de la Reforma” (de 100 metros) es un monumento que se encuentra en el Parc des Bastions. Las cuatro estatuas del centro representan a los pioneros del movimiento reformador:  Guillaume Farel, Jean Calvin, Théodore de Bèze y John Knox.

  • Jardín inglés

El Jardín inglés, situado cerca del lago Ginebra, es un espacio verde donde puedes relajarte. La gente se sienta en bancos o en el césped a tomar el almuerzo, y es probable encontrar músicos callejeros.  Allí descansa el Horloge Fleurie ó Reloj de Flores, símbolo de Ginebra desde el 1955. Sus agujas marcan la hora exacta y representa a la industria relojera suiza.

  • museo ariana
    Museo Ariana

    Museo Ariana

    El Museo Ariana (Grande) recoge la colección privada de arte de Gustave Revilliod, en concreto piezas de cerámica y cristalería. Fue construido entre los años 1877 y 1884 y se encuentra cerca del Palacio de las Naciones Unidas.

  • palacio de las naciones unidas 
Palacio de las Naciones Unidas

Palacio de las Naciones Unidas

La sede europea de la ONU se ubica en el Parque Ariana y es la segunda más importante después de la sede de Nueva York. Cuenta con 34 salas de conferencias y reuniones donde se tratan temas como cultura, educación, derechos humanos o comercio. Mi amiga no sabía cómo disimular para tocarme el culo (es broma, es el efecto visual de la foto 😉 ).


Puedo decir que arriesgarse a la aventura valió la pena y por eso tengo ganas de más (pero sin tour por aeropuertos). Para viajar no es necesario tener mucho tiempo ni dinero. Ya has visto que con un fin de semana y unos 150€ puedes llevarte una buena experiencia viajera 🙂

Como dato curioso, los souvenirs más típicos en Ginebra son los relojes y el chocolate ❤ Y tú, ¿te escapas a algún lugar este verano? Tell me! 

Judith

Anuncios

2 comentarios en “Escapada a Ginebra: Una Aventura al Revés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s