6 ‘Americanadas’ Que Hice en Estados Unidos

Pasar tres semanas en otro país da para mucho. O, al menos, para hacerte una idea de cómo vive la gente allí: qué comen, qué música escuchan, qué sitios visitan habitualmente, cómo visten, qué carácter tienen, cómo se relacionan, cuáles son sus hobbies…

Cuando viajé a San Francisco no pude resistir intentar ser como ellos, vivir como ellos, pensar cómo ellos. ¿Cómo sería ser americana? Así que me dejé llevar por su cultura y esto fue lo que pasó:

  1. Desayunar pancakes

    Good morning, Judith! Abrir los ojos por la mañana y encontrarse una mesa llena de comida era empezar el día con buen pie. Un plato repleto de pancakes montados uno encima de otro me esperaba en la cocina. Era la primera vez que degustaba las tortitas americanas, y de la emoción no pude evitar gritar: Wooow! Pancakes! Thank you!

     

    ¡Toooma ya pancakes in da house!

  2. Bonfire & S’mores

    No hay nada más americano que juntarse con un grupo de amigos y encender una hoguera en la playa. A mí me lo propusieron y me apunté sin pensármelo. Además, es muy típico tostar al fuego los famosos S’mores: pequeñas nubes de azúcar pinchadas en una especie de vara que se deshacen y se colocan entre dos tostaditas con una onza de chocolate (la explicación es larga pero comérselo son menos de dos minutos).

    Una imagen vale más que toda mi explicación.

  3. Ver un partido de baseball

    Fanática de este deporte no es que lo sea, pero saber que es el más popular en San Francisco me animó a vivir la experiencia. Fue fácil adivinar cuál era el equipo de la ciudad porque mi profesor siempre, SIEMPRE, llevaba algo que los representaba: unos días la camiseta naranja, otros la gorra, otros ambas cosas a la vez y aquello parecía un estadio en vez de una clase de inglés.

    Ya hemos pillado que te apasiona el baseball

    El día del partido lo recuerdo como uno de los mejores que pasé allí. Todos estábamos emocionados por ir al partido y cada dos por tres se oía a alguien gritar: “Let’s go GIANTS!”. La escuela nos sorprendió regalándonos una gorra del equipo a cada uno, todo un detallazo.

    Al llegar a las gradas empecé a flipar por el ambiente que se respiraba. Estaba rodeada por gente americana de todas las edades, con prendas naranjas para apoyar a los Giants de San Francisco. Había puestos de comida (carísimos, por cierto. Unas patatas fritas podían llegar a los 10$), cámaras de televisión, pantallas gigantes presentando a los jugadores, una botella de CocaCola enorme iluminada, música y sonidos típicos de los partidos… Me sentía como en una película americana.

    Nada más sentarme para colocar todas mis cosas y sacar la cámara de fotos, empezó a sonar el himno americano. Así que, con el bolso medio abierto y la cámara todavía por encender, me tuve que levantar para oír el himno con la mano en el pecho. Menudo escalofrío al escuchar a aquella muchacha cantar en directo. En las gradas no se oía nada más que su voz y algún que otro aplauso de emoción. Al terminar, el público lo celebró con halagos y fuertes aplausos. ¡Qué irreal era todo! Y qué bonito…

    Las únicas lecciones de baseball que he recibido fueron en el instituto. En las primeras rondas no sabía cuando aplaudir o cuando resoplar, así que me limité a seguir al público. Luego empecé a recordar algunas reglas del juego y me uní como una fan más, entonces disfruté el partido. No obstante, es un deporte duradero donde apenas hay movimiento (a no ser que hagan un home run) y por esa razón se me hizo bastante largo.

    ¡Sí! Punto nuestro, ¿o no?

    ¿Os suena la Kiss Cam? Seguro que la habéis visto en alguna película. En uno de los descansos empezaron a enfocar a parejas del público de todas las edades. Fue gracioso ver las reacciones de la gente cuando se reconocían en las pantallas (una abuela casi se come a su marido del besazo que le dio) ¡Qué tierno!

  4. Celebrar el 4th Of July

    El tiempo que estuve en Estados Unidos coincidió con esta fecha, el 4 de julio, día de la independencia. Centenares de personas salen a la calle a celebrarlo y a demostrar al mundo lo orgullosos que están de ser americanos.

    ¿Qué te encuentras al salir de casa? Durante este día te empapas de banderas de color azul, rojo y blanco. La gente se viste con los colores de la bandera, se pone sombreros, telas y otros objetos representativos.

    Además, se organizan actividades y eventos en diferentes zonas de la ciudad a todas horas. En mi caso, asistimos a un concierto en el Pier 39. Allí actuó un grupo local que interpretó un gran repertorio de éxitos musicales, entre ellos canciones de U2, Madonna, Bon Jovi, George Michael, Guns N’ Roses y muchos más.

    “eeeh Macarena… ¡aaay!”

    A cada paso que das te encuentras con un puesto de hot dogs (¡los hacen en segundos!) o grupos de gente con el puño en alto gritando al unísono: “U-S-A! U-S-A!”. Aquél día volví a sentirme como en una película americana, sin duda.

    ¡América mola, tío!

    Juntarse con amigos o familia para hacer una barbacoa es otra forma típica de celebrarlo. Si eres afortunado/a, por la noche puedes disfrutar de los fuegos artificiales desde una azotea. Yo, sin embargo, me las apañé subiendo a un parking de cuatro plantas, lo cual no estuvo nada mal para ser primeriza en buscar “el sitio perfecto”.

  5.  Asistir al Music Jazz Festival

    ¿Por qué no? Gracias a la escuela, mi compañera de habitación y yo nos enteramos del evento y decidimos ir. Filmore Street era la dirección, así que cogimos un mapa y fuimos preguntando a diferentes personas hasta llegar a nuestro destino.

    Nos encontramos con un ambiente armonioso y alegre, aunque el barrio no fuera de los más seguros de la ciudad. Allí transitaba gente de diferentes razas y culturas, y nadie tenía vergüenza de bailar o cantar.

    ¡Dale mamasita!

    Descubrí gente con verdadero talento que para mí era desconocida. Recuerdo que la sonrisa no desaparecía de mi cara, pues todo el conjunto me transmitía felicidad. Organizaron diferentes escenarios para diversos artistas y el público se sentaba en una especie de césped artificial, donde cada uno se traía su comida e incluso sillas plegables para coger buen sitio.

    Banda de Jazz ‘Groove 8’

    Niños, adultos y hasta los más mayores movían el esqueleto al ritmo del Jazz.

  6. Hacerse fotos con agentes de policía

Por extraño que suene, otra acción típica de los americanos es ir en busca de un agente de policía y conseguir una foto juntos para colgarla en tu habitación (es broma, jajaja). Al ser extranjeras, a una estudiante italiana y a mí nos hizo gracia pedirle una foto a unos policías, ¡y nos la concedieron! (no sé, a lo mejor nos llevaban a comisaria, siendo América…)

¿Cómo dice? ¡Y.M.C.A!

¿Cómo dice? ¡Y.M.C.A!

 


Bien, bien… dejemos de hablar sobre mí y abramos paso a vuestras experiencias 🙂

¿Os habéis puesto en la piel de los habitantes de otro país o ciudad? ¿Qué hicisteis? ¿Cómo fue?

Judith

Anuncios

5 comentarios en “6 ‘Americanadas’ Que Hice en Estados Unidos

  1. Diana Garcés dijo:

    Que buenas experiencias!!! A mi me encanta vivir como local mercar donde mercan, ir a tienditas de barrio.

    Aunque no soy de extremos, por ejemplo en USA no comería lo que ellos comen (en la calle) pero en Asia no tuve problema con el tema. Me encantaba comer en chiringuitos con la gente local 🙂

    Y otra cosa que no me gusta de los americanos y que en Colombia cada vez tenemos más, es comer frente al TV es deprimente, sobre todo cuando llevas tanto tiempo sin hacerlo 🙂

  2. theyounghiker dijo:

    ¡Buenos días, Diana! Sienta bien verte por aquí de nuevo 🙂 ¿Cómo estás?

    Volar a Estados Unidos fue como un sueño, la verdad. ¡Volví tan contenta! Es muy entretenido adentrarse en la cultura de otro país que no es el tuyo, además se aprenden cosas nuevas cada día.

    ¿Por qué no? A mí me da más respeto la comida de Asia que la de USA. Es curioso… En USA me encontré con lo típico: hotdogs, patatas fritas, hamburguesas… ¡e incluso tacos!

    Ah sí… aquí en España también se hace mucho eso de ver la TV mientras comes. Yo prefiero concentrarme en comer, ¡porqué me encanta! jajajaja

    ¡Un abrazo grande! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s