6 Razones Por las Que No Deberías Perderte las Fallas de Valencia

Sangre valenciana corre por mis venas, y como estamos en mes de fallas no he podido resistirme a escribir este post.

Un año tenía yo cuando las vi por primera vez. Según dicen, cuando les prendieron fuego comencé a cantar cumpleaños feliz.

Con mi madre hipster en las fallas (1995)

1. Los ninots

Calles repletas de muñecos y figuras de distintos diseños, colores y temáticas forman parte del ambiente fallero. Es un arte especial que enamora e impresiona a cualquiera que pase por allí. A veces por sus perfectos detalles, a veces por sus grandes dimensiones (¡hasta 30 metros de altura!).

Así es como nos ven las hormigas…

Foto: fotosfallas.com

Cada año se organiza un concurso para premiar a las mejores fallas, tanto las grandes como las infantiles.

Por cada calle que camines te encontrarás algún monumento fallero, niños tirando petardos, banderitas colgadas en los balcones, falleros y falleras paseando, oirás música de fondo e incluso podrás oler a churros con chocolate desde lejos.

Churros, ¿quién ha dicho churros?

2. Iluminación

En el barrio Ruzafa de Valencia la oscuridad no tiene lugar. Diversas calles son conquistadas por miles y miles de bombillas de colores para iluminar la noche.

Adentrarte en esas calles es como infiltrarte en una película de Disney rodeada de luces y magia. Es tanta la luminosidad que produce el conjunto de bombillas que realmente parece que sea de día.

Aquí os dejo la inauguración de la calle Literato Azorín en 2010 (lo bueno empieza hacia la mitad del vídeo 😉 )

3. La comida

Psst, Psst! El delicioso aroma a churros con chocolate, buñuelos rellenos de crema, algodón de azúcar… llamará a la puerta de tu conciencia cuando pasees por las calles de Valencia. Es parada obligatoria sentarse a descansar y tomar un buen almuerzo o merienda para recuperar fuerzas (en fallas te pasas el día caminando).

¿No te va lo dulce? Pues no tienes excusa para no probar una buena paella valenciana. ¡Te pondrás las botas!

Hay que coger energía, hay que coger energía…

4. Las bandas

Cuando las oigas pasar, no podrás evitar moverte al ritmo de la música. La combinación de tambores y trompetas crean un ambiente muy acogedor y optimista. “Paquito Chocolatero” o el himno valenciano son dos piezas que siempre estarán entre sus partituras.

Por las mañanas te despertarás al compás de los tambores, pues las bandas se encargan de la despertá. En fallas no se duerme. Por eso, a las 8:00 empiezan el recorrido por los barrios tocando canciones y tirando petardos para despertar a los vecinos más dormilones. Amunt que estem en falles! 

¡Dejadme dormiiiiiiiiir!

5. La Mascletá

Un espectáculo de sonido, sin duda. Si te plantas en la plaza del Ayuntamiento a las 14h oirás a la fallera mayor pronunciando las palabras: “Senyor pirotècnic, ja pot començar la mascletà!”.

Agárrate bien porque comenzará un bombardeo de petardos. Una traca de gran potencia sonora hará retumbar Valencia durante unos 10 intensos minutos.  Es una sensación que hay que experimentar en vivo y en directo. Todo el mundo está callado, hipnotizado por el fuerte sonido que hace que tiembles tú y los cristales de los edificios más cercanos.

En cada barrio se realiza exactamente lo mismo pero en pequeña escala. Si eres sensible a los ruidos fuertes, quizá te agrade más la idea de los fuegos artificiales por la noche.

6. Las falleras

Vestirse de fallera lleva su trabajo. No es sólo su elegante vestido de colores, la banda y más detalles, sino también la elaboración del peinado: dos moños a los lados y uno más grande detrás, adornado con peinetas.

Las falleras desfilan hasta la Plaza de la Virgen para ofrecerle flores a la patrona de la ciudad, la Virgen de los Desamparados. Con estas flores se construirá su manto.

El traje de las falleras es costoso a la hora de ponérselo, pero también económicamente, pues ronda desde los 2.000 a más de 12.000 euros. ¡Qué locura!

Los hombres y los niños también se visten en estas fiestas.


La última noche se celebra la cremà, la parte más triste pero emocionante al mismo tiempo. Todas las fallas son quemadas a las 12 de la noche y la fiesta se despide hasta el próximo año. Así que si os lo habéis perdido esta vez, os animo a que disfrutéis de las fallas el año que viene.

Valencia es una ciudad que transmite calidez y alegría. Cómo dice su himno…

“Valencia, es la tierra de las flores, de la luz y del amor.”

Judith

Anuncios

3 comentarios en “6 Razones Por las Que No Deberías Perderte las Fallas de Valencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s